.
  • Agregar a Technorati
  • Agregar a Del.icio.us
  • Agregar a DiggIt!
  • Agregar a Yahoo!
  • Agregar a Google
  • Agregar a Meneame
  • Agregar a Furl
  • Agregar a Reddit
  • Agregar a Magnolia
  • Agregar a Blinklist
  • Agregar a Blogmarks

Intentando diagnosticar nuestro Ultimate Femenino
Por: Andrea Trujillo
andre_tru37@hotmail.com

Hablar de las proyecciones del Ultimate Femenino en Colombia para este año es complicado, pues pasamos un 2008 de puras sorpresas.

Los procesos con las dos selecciones femeninas que jugaron en Vancouver generaron varios fenómenos. El primero fue que se cambiaron las dinámicas de entrenamiento de la mayoría de los equipos que aportaban jugadoras a la selección, El segundo es que por la ausencia de las jugadoras seleccionadas muchos grupos se obligaron de alguna manera a crear a su interior procesos de renovación, en parte para cumplir con una cuota mínima de jugadoras y asumir las competencias. Otro fenómeno fue el integrador, aunque no entre todas las ciudades, las selecciones permitieron que jugadoras de diferentes equipos se conocieran dentro de la cancha, jugando bajo una misma bandera y que se crearan lazos de amistad que se ven reflejados en los encuentros nacionales, donde se siente un ambiente más fraternal, aportando gratamente al tema del Espíritu de Juego.

En el 2006 y el 2007 las finales de todos los torneos nacionales fueron jugadas por los mismos equipos (Wayra y Revolution) que se rotaban la victoria, pero el 2008 fue sorpresivo en este sentido pues sus nombres dejaron de aparecer gradualmente. Esto en parte es alentador y habla bien de otros procesos, pues es una muestra que los niveles de juego se emparejan y que no hay nada escrito para próximos encuentros. La pregunta que me hago ahora es ¿nuestros juegos se están nivelando por arriba o por lo bajo? (Mientras se caigan tantos discos en un solo punto –no necesariamente por buenas defensas – es cuestionable que estemos ganando un mejor nivel de juego, a mi modo de ver)

El hecho de tener a Bamboo como campeonas nacionales nos asegura que ellas como grupo vienen subiendo de nivel y que el futuro de nuestro deporte en el país está en buenas manos. Creo que este grupo de niñas son un muy buen ejemplo de lo que se necesita en el Ultimate femenino de todo el país… requerimos con urgencia procesos bien fundamentados. Y en esto estamos muy crudas todavía, y me atrevería a decir que el Ultimate Masculino también.

Quisiera aventurarme a hacer un diagnostico del Nuestro Ultimate Femenino:

* Hasta hace muy poco los equipos jugaban sin uniformes completos (algunos incluso todavía lo hacen), para mí personalmente esto no es más que un síntoma del nivel de organización dentro de un grupo.

* Pocos equipos cuentan con una persona capacitada para realizar la preparación física de las deportistas, dejando esta función al entrenador que en el mayor de los casos no sabe bien del tema o en el peor, que es la capitana del equipo.

* Los entrenadores planean con anterioridad sus entrenamientos técnicos, tácticos? Son suficientes la horas de entrenamiento, se exceden? Hay grupos de trabajo que velen por lo mejor para el equipo? Estas personas se capacitan?

* Los equipos tiene sistemas de juego? O simplemente se paran de alguna manera y juegan a lo que les salga? Sus entrenamientos apuntan a interiorizar estos sistemas o simplemente son drilles sin fin?

*Pocos equipos muestran interés por las horas de no entrenamiento, que hacen tus jugadoras mientras no entrenan? Se están alimentando adecuadamente?, consumen las proteínas y calorías que requiere su cuerpo, consumen licor? Drogas?, trasnochan (no necesariamente rumbeando), descansan lo suficiente?

*Planean un calendario de competencia anual? Piensan en las curvas de rendimiento? No estoy segura que los equipos hagan esto y dejen de asistir a un torneo por el hecho de no estar dentro de su planeación.

* Pocos equipos están constituidos legalmente ante un ente deportivo

* Hay órgano Administrativo en los equipos? Quien toma las decisiones, una persona, todas? Hay órganos disciplinarios? Quien planea presupuestos? Quien gestiona patrocinios o actividades?

Administrativamente el panorama es desalentador. Creo que aún nos tomamos muy “olímpicamente” nuestros equipos, impidiendo así el crecimiento de nuestra escena nacional; pues si administrativamente no hay planeación, metas, objetivos y visiones a pequeña escala, no podemos pretender ni exigir grandes pasos a gran escala. Me explico, si los grupos nacientes o con trayectoria no se organizan para garantizar crecimiento interno, renovación de deportistas, asistencia a las citas nacionales, exigencia y planeación de los entrenamientos, no podemos esperar que nuestro escena crezca (que no seamos siempre las mismas), que el nivel de juego suba o que nuestros torneos se caractericen por un nivel parejo, de alta competencia en cada uno de los asistentes. Ahí dejará de importar si un equipo asiste o no a un evento.

Me alegra enormemente que la escena femenina este creciendo en el Bloque Sur, saber que Manizales, Ibague y Cali cuentan con grupos de mujeres jugando es gratificante, pero ellas tiene una doble responsabilidad, generar la escena en sus ciudades (que no es nada fácil) y además trabajar duro para mejorar deportivamente a grandes saltos y alcanzar las ciudades que les llevan 5 o más años de ventaja. Aunque puede verse desalentador, creo que el proceso de Bamboo en este momento se retoma como un buen ejemplo y mostrar que con entrenamiento, muchas ganas y nada de miedos ni “respetos”, se puede lograr, solo es tener metas claras, alcanzables y con fechas!

Por otro lado veo con tristeza el caso del Norte, que es todo lo contrario, que pasa con el Ultimate Femenino en Barranquilla, Cartagena y Bucaramanga?. Son los hombres los encargados de crear estas escenas? O como los equipos y jugadoras de las otras ciudades podríamos ayudar al nacimiento y consolidación de estos grupos?

Este año es interesante definitivamente para nuestro Ultimate, hay infinidad de proyectos que pueden generarse, y creo que cada club o equipo tiene responsabilidades muy grandes, desde la capacitación constante, la organización interna y porqué no, el apoyo a nuevos procesos. (No es loco pensar en que un equipo “élite” pueda acompañar, amadrinar o asesorar a uno nuevo y en cambio nos ayudaría enormemente a acortar distancias y barreras)

A nivel Internacional creo que la experiencia del mundial nos dejó bien paradas, las jugadoras Junior dejaron muy arriba nuestro Ultimate juvenil, y el hecho de haber sido las favoritas nos llena de confianza en que se puede, solo es cuestión de incrementar sus horas en cancha para que sepan controlar los nervio y mejorar sus reacciones en momentos de alta presión y en la selecc femenina, pues lograr ganarle a Finlandia (actuales campeonas europeas) y hacerles muy buenos partidos a Alemania e Inglaterra nos habla del talento y capacidades de nuestras jugadoras, y aunque en este caso las horas en cancha fueran buenas, el proceso de las junior no se equipara al de las grandes. Y esa sí que fue una buena enseñanza de este mundial, si vas a jugar un torneo de ese nivel, pues lo mínimo es tener entrenamientos a ese nivel; de compromiso, de intensidad y de constancia!

Este año nuestro Ultimate Femenino tiene otra cita internacional, para la cual esperamos llevar un grupo de alto nivel de juego con la responsabilidad de ser una fiel muestra del mejor Ultimate femenino del país. Revolution fue invitado a participar en el Emerald City Classic, un Torneo donde solo se invitan los mejores equipos de Estados unidos; el Club seleccionará solo a sus mejores jugadoras, invitará jugadoras con buen nivel de juego y buen espíritu de otros equipos e intentará crear un grupo constante, que se esfuerce por entrenar intensamente durante estos días previos para hacer el mejor papel en Seattle.

Así que la historia del 2009 en el Ultimate Femenino se escribirá cada día, no solo en los torneos, se escribirá desde la actitud que asuma cada deportista con su preparación y cada líder con su planeación. Quien va a ganar este año? Bamboo repite? Aerosoul gana después de jugar todas las finales del 2008? Wayra y Revolution vuelven a dar la pelea? Mate da la sorpresa? Wicca y las Osas demuestran porque en el 2005 fueron las mejores? Las Valkirias, Fenix, Kalipso, Hakuna o Tsunammi se suben a la “Élite” y bajan alguno? Todo está por decirse y creo que es lo más emocionante de nuestra escena, solo depende del compromiso interno. Cada una es responsable de su nivel y así, del de toda nuestra comunidad. Exijase y así me exige también. Nos vemos en las canchas!

3 aportes:

Julian Comunidad el Oso dijo...

Aleja, estoy de acuerdo contigo en el sentido que la escena femenina b=debera entrar en el mismo proceso de transformacion que vive la escena masculina a nivel Elite, me refiero a la preparacion con enyrenadores capacitados, la planeacion deportiva y administrativa y sobre todo la interiorizacion de la tactica, tecnica y el reglamento.

Sinceramente no me considero amante del ultimate femenino dado la gran cantidad de drops y turns por partido a la cual te refieres, lo que hace el juego poco llamativo y muy improvisado, sin embargo pensando a futuro con buen trabajo y etrenamiento las cosas podrian cambiar drasticamente.

Andre dijo...

Julian, este artículo no lo escribió Aleja. Te hago la aclaración para que no se confunda el origen, pues representa UNICAMENTE mi forma de ver el Ultimate femenino.
(Andrea - Rvltn37)

Fryjol dijo...

Andre, he hablado un par de veces contigo acerca de los problemas que hemos tenido para el desarrollo del ultimate femenino aca en Ibague. Como es una problematica que no cesa y a la que aun hoy le estamos buscando soluciones, traigo algunos puntos a colacion:

El tamaño de los grupos, es decir, el numero de jugadoras por equipo, los hace mas permeables a las dinamicas nocivas de trabajo en grupo. Un mal elemento no perjudica de la misma manera a un grupo grande, pues hay mas escalas sociales, su comportamiento tendria menos repercusion. Deben construirse grupos mas grandes!

Segundo, el reclutamiento, que tan fuerte es el reclutamiento de las niñas deportistas, por ejemplo, en Ibague, donde el universo poblacional es mucho mas reducido que los 2 referentes, Medellin y Bogota; tanto en el numero de mujeres en general, como en el de las deportistas. La labor de reclutamiento debe ser constante y de aproximarse a alguien en la calle e invitarla, o ir a mirar juegos de volley o basket y reclutar. Las simples invitaciones no lo estan logrando segun nuestra experiencia.

Tercero, socialmente no es facil para una niña nueva integrarse al grupo existente. Realmente no tengo explicacion para eso, pero es lo que la experiencia me indica.

Por ultimo, y esto es una teoria, que tanta relacion puede haber en el numero de turnovers por posesion en un juego femenino, con el numero de horas de lanzamiento de disco que las niñas hacen por fuera de los horarios normales de entrenamiento. Varias veces he sorprendido a mis jugadorEs lanzando, jamas ha pasado eso con mis jugadorAs

Un abrazo