Nacionales y Espiritu de Juego en Colombia

.
  • Agregar a Technorati
  • Agregar a Del.icio.us
  • Agregar a DiggIt!
  • Agregar a Yahoo!
  • Agregar a Google
  • Agregar a Meneame
  • Agregar a Furl
  • Agregar a Reddit
  • Agregar a Magnolia
  • Agregar a Blinklist
  • Agregar a Blogmarks

Rescatamos un artículo sobre el pasado Nacional de Clubes AJUC 2011 escrito por un jugador que por primera vez asiste a observar un nacional y asi mismo trabaja en la organización del evento como planillero.

El autor es Miguel Sicacha Lozano, vive en Manizales y alli dirige y juega con su equipo llamado Zeppelin ademas escribe sus pensamientos ultimeros en su blog: pienzaultimate

En su escrito encontrarán una visión poco "contaminada" que nos pone entre dicho en el tema de Espíritu de Juego y plantea una serie de cuestionamientos que deben tener respuesta en las cabezas de la AJUC y los equipos denominados de "elite" por su responsabilidad histórica al respecto.

El escrito en si, puede mostrar en muchos aspectos el estado del arte del Ultimate Colombiano versión 2011... o mejor 11 años despues.


- Los Editores



" Hilando un poco las dos entradas anteriores en pienZa Ultimate, quiero hablar ahora del pasado Torneo Nacional de Clubes AJUC. El punto de vista que voy a exponer es el de un miembro voluntario de la logística del Evento: jugador de dos años, entrenador principiante y enamorado tenaz del Ultimate. El interés fundamental de este escrito es exponer algunas ideas y sensaciones que me suscitó la competición. Para esto voy a hacer un recorrido por temas como las instalaciones del evento, el trabajo logístico, los uniformes de los equipos, el Ultimate Femenino y finalmente el tema de mi interés Competencia y Espíritu de Juego en Masculino.

Las Instalaciones
El lugar donde se llevó a cabo el torneo, aunque un poco difícil de encontrar para personas que no somos de la ciudad, fue perfecto para el tipo de evento realizado. Las canchas estaban en perfectas condiciones, o por lo menos distan enormemente de las canchas en las que mi equipo practica (aún no me doy el gusto de correr una cancha real de Ultimate). Por último en este tema: La Comida. Por las razones que sea este torneo no incluye alimentación, lo que configura un esfuerzo mayor para los equipos, planilleros y demás asistentes al torneo. La cafetería aunque prestaba un buen servicio debió tener un surtido permanente y más nutritivo.

El Grupo Logístico
Las personas que hicimos parte de este grupo podemos, sin temer a equivocarnos, decir que hicimos un buen trabajo; claro! que sin obviar algunos detalles que pueden y deben ser solucionados como: Los servicios médicos, La hidratación, La comunicación, El manejo de tiempos y planillas, y La distribución de funciones. 

De los servicios médicos no tengo mucho qué decir, no sé si sea una labor del grupo logístico o una constante en las instalaciones; lo cierto es que sí habían aunque se tardaran un poco en llegar al sitio donde eran requeridos. La hidratación fue suficiente y satisfactoria, aunque en ocasiones se tardaba en llegar a las canchas debido a que (casi) todos los planilleros estaban ocupados con algún partido. Creo que se podría mejorar la entrega de agua simplemente con poner un punto de hidratación (carpa) cercano a las canchas encargado exclusivamente de controlar esto. 

Sobre la comunicación voy a contar una pequeña discordancia o desinformación (interna) en una fecha de los femeninos donde los partidos empezaron 11 minutos tarde (aprox.). Iniciado el partido y jugados pocos minutos llega uno de los líderes de logística y (parafraseando) dice: Súmele 10 min que empezaron tarde. Transcurrido más de un tiempo llega otro de los encargados de logística y dice: El “Soft” lo pitan a los 80 min. Qué hacer? Quitarle 20 min al partido? Pues sí, les dijimos a las capitanas que el “Soft” sería a los 80, inconforme una de ellas va y habla con un encargado de logística sobre lo sucedido y finalmente se aclaran las cosas: Los 10 min sumados (tiempo inicial) eran los mismos 10 min restados (tiempo final). Lo que veo aquí es que se debe optimizar el flujo de información y la claridad de ésta; puede que desde el principio se haya dicho que había que recuperar tales minutos, pero a la final no se unificó la decisión y se intentó solventar lo sucedido (la pérdida de tiempo) bajo el criterio de cada quien. Los Voluntarios-Planilleros siempre van a ser un tema complejo por “n” razones; según lo que vi pocos fueron los interesados en trabajar en el Torneo. El punto es que algunas personas no están capacitadas o no tienen claros los conceptos que se manejan a la hora de llevar una planilla de Juego, incluso no reconocen la importancia de llevar unas estadísticas claras y fidedignas (si cabe el significado de la palabra), y sumado a ésto que hubo distorsión en la información recibida sobre cómo manejar un tiempo específico del juego (el Soft Cup en relación al Tiempo General de Juego). Tal vez mejorar esto se deba hacer algún tipo de capacitación virtual o algún tipo de acción educativa pre-torneo. 

Para terminar este tema: La distribución de funciones. Es simple, mientras unos planillaban y/o cargaban agua, otros, constantemente, lanzaban y “descansaban” habiendo tareas por realizar.

El Vestido del Torneo
Los uniformes, aunque mayormente no influyan con el rendimiento de un jugador, son un aspecto fundamental en la estética del deporte, o mejor, en la imagen (identidad) que se construye alrededor de éste. La imagen de un jugador, un equipo y un evento “vestido” de acuerdo a la ocasión generará indudablemente una apreciación negativa o positiva (seria o de “parche”) del deporte que practicamos. Y sucede que la ocasión es el TORNEO NACIONAL DE CLUBES AJUC, el evento con mayúsculas de nuestro Ultimate nacional. 

Entonces… Uniformarse, más o menos uniformarse o no uniformarse?

Ultimate Femenino
Me atrevo a escribir un poco sobre este tema porque siento una profunda admiración hacia lo femenino, hacia todo lo que implica emoción, intuición y sensación. Desde su forma de ver el mundo hasta la forma en que piensan y actúan las mujeres son, casi siempre, un Iceberg desconocido para los hombres. Entonces verlas jugar Ultimate siempre va a ser un reto para la compresión y el aprendizaje. 

En este torneo pude ver que los equipos femeninos ya están dando el paso que las diferencia del Ultimate masculino. A pesar de que la gran mayoría de veces los procesos de enseñanza de estos equipos son liderados por hombres, el Ultimate Femenino está encontrando su propia sustancia y su propio juego. No me atrevo a evaluar de otra manera el Ultimate femenino. Quedé alegremente perplejo al ver jugar a Revolution: ¡Qué niñas tan mágicas! Me parece que este equipo encarna una visión del Ultimate muy universal y sobre todo muy congruente con la filosofía de Espíritu de Juego. Son talentosas, atléticas, ordenadas, atentas y receptivas, disciplinadas, decididas y, lo mejor de todo, disfrutan cálidamente jugar Ultimate. Parafraseo un  comentario de un amigo: Muchas veces uno apoya al equipo que va perdiendo para que se recupere, pero uno ve jugar a estas niñas (Revolution) y le alegra verlas ganar bien y celebrar.

Ultimate Masculino
Yo me embarque para el Torneo Nacional de Clubes AJUC con la firme intención de ver jugar a los mejores de Colombia. Transcurridos algunos partidos me pude dar cuenta, sin mayor esfuerzo, que el nivel de competencia del Ultimate masculino va en ascenso y que, de hecho, existen jugadores de una alta condición atlética y técnica, de una enorme experiencia y de unas ganas gladiadoras que le dan un plus a cada partido que uno ve. 

El punto es: y el Espíritu de Juego qué? Qué es esa vaina de la compensación, la objetividad, la claridad, la mediación, el respeto y la honestidad? No quiero parecer moralista o devoto del puritanismo ni nada de eso; pero me pregunto para qué se practica un deporte como el Ultimate, en el que se profesan 3 cosas fundamentales, más allá de la disciplina y la constancia, como El respeto, La honestidad mutua y La diversión; hm? Para qué?

Para empezar a recorrer estas preguntas (puesto que no sé si encuentre respuesta) quiero contar algunas situaciones específicas de las que fui testigo. Digo “específicas” puesto que tienen una característica clara: Acciones de mal Espíritu sucedidas en encuentros Elite. No voy a hablar del comportamiento (o del Espíritu) de los equipos emergentes (nuevos o inexpertos) porque es otro gran tema, o más bien es el mismo tema desde otra perspectiva, pero como estoy hablando del Torneo Nacional, donde acuden los equipos Elite y casi que por efecto los equipos experimentados y “viejos”. Ahora sí las situaciones:

Mamoots-Bogotá vs Uro-Ibagué, partido de primera ronda. Luego de un punto a simple vista difícil y discutido, Mamoots anota, seguidamente uno de sus jugadores manifiesta un ira desmedida y acomete gestual y verbalmente contra el otro equipo (o tal vez contra algún jugador en especial) invitándolo a la riña, mientras Uro se dirigía cabizbajo y con fuertes señales de enojo y frustración hacia la otra línea. Lo impresionante aquí no fue lo “caliente” del ambiente, sino la reacción del jugador de Mamoots; desconozco las razones de su ira, pues estaba planillando el partido del lado, pero no deja de ser un evento embarazoso ver a un ultimatero en tal estado de alteración. Me llama mucho la atención, ahora que lo pienso, la relación tan directa, claro que en otro contexto, entre los sucedido allí y lo sucedido en la final del mundial de fútbol Alemania 2006 entre Materazzi y Zidane; Qué habrá dicho o hecho uno para que el otro reaccione así?

Ki.e-Medellín vs Euforia-Bogotá, partido que si mal no recuerdo definía el 1er puesto del grupo. Tal vez no relate con precisión los hechos, a pesar de que era yo el planillero, puesto que el partido estuvo bastante movido e interesante. Ki.e jugó un partido muy bueno aunque discreto en su mayoría, y Euforia muy intenso y concentrado. 3 min aproximadamente para última jugada, Ki.e con el disco y dos puntos abajo; backhand-largo y la jugada termina en gol, pero antes hay un llamado, aparentemente un travel. Continúa el juego: 1:40 más o menos para última jugada, Hammer medio largo de avance y la jugada termina en gol, pero de nuevo un llamado; entonces un jugador de Ki.e reacciona violentamente y encara a otro del equipo contrario. Tras ánimos fuertes, cruce de palabras y manoteos la situación es controlada y se resuelve pronto; el partido reinicia y termina en gol de Ki.e al minuto 100:30 aprox. Vuelvo a los cuestionamientos: Qué es autocontrol y mediación? Saberse honesto y suponer al otro honesto pa’ cuándo es?

Euforia-Bogotá vs Comunidad el Oso-Bogotá, partido de semi’s (si mal no recuerdo). No habían transcurrido 2 o 3 min de juego cuando en la mitad de la cancha un jugador del Oso hace una llamado fuerte (tal vez con enojo), inmediatamente un jugador de Euforia, que estaba en la línea, le grita algo en un tono grosero y ofensivo, sin dar espera otro jugador de la línea del Oso le dice que se calle y éste responde enfadado: vaya a callar a su madre. En definitiva, durante el curso de esta situación hubo un intercambio de gestos violentos y palabras ofensivas; a mi parecer, una bola de nieve injustificada para el momento, una explosión de testosterona y menosprecio. Y pregunto: A dónde se fue eso de “permitir al oponente una oportunidad razonable para hablar” y “usar un lenguaje respetuoso”?

Para reflexionar sobre estos hechos hay varios aspectos o conceptos por pensar:


Primero: en qué momento la Experiencia (cualquiera que sea su definición) se transforma en Marrullería. Fue una sorpresa encontrar que esta palabra Marrullería tiene un significado formal que no puede ser más fiel al concepto que quiero contraponer a Experiencia. Pues dice así en el DRAE (Diccionario de la Real Academia Española): Astucia tramposa o de mala intención. Lo que quiero resaltar es que se debe reconocer esa diferencia tan sutil que nos hace honestos y asertivos o tramposos y mentirosos; de lo que resulta una ficción ganar en un deporte como el Ultimate haciendo trampa. Como dicen “sería como quitarle un dulce a un niño”: fácil y ventajoso.

Segundo: El Regionalismo. No sé cómo abordar este tema, pues es bastante complejo y casi invisible siendo un comportamiento que está en directa relación con el concepto de Hogar y Conservación. Creo que ser regionalista es natural y además positivo siempre y cuando se piense en la honda del respeto, la diferencia y la pluralidad. En repetidas ocasiones escuché de parte de espectadores, jugadores o no jugadores juicios y aseveraciones, sin otro fundamento que el de estar viendo el partido, que ponían en duda o negaban rotundamente el llamado (la apreciación) realizado por un jugador del equipo con el que no simpatizaban. Tales aseveraciones acompañadas de comentarios y gestos que enfatizaban en la idea de que el Otro, como extraño y diferente, es sinónimo de Enemigo y Peligro

No olvidemos que esta idea tan simple es el fundamento de un pensamiento fascista. Mi llamado es a que seamos regionalistas desde una perspectiva más solidaria e inclusiva, y que no veamos el regionalismo como una forma abstracta de Pandilla.

Otro punto que quiero explorar es la idea de ¿qué es más fuerte La camaradería del Ultimate o La nacionalidad frente a competencias formales de alto nivel en el país? Como planillero escuché infinidad de comentarios, regularmente de espectadores y no jugadores, en los que manifestaban abiertamente su desacuerdo con que en equipos colombianos (Ki.e y Absolut) jugaran personas del extranjero; y hubo una pregunta que despertó mi curiosidad: ¿Por qué siempre para el nacional traen un refuerzo de otro lado? Las pregunta ahora es ¿traer o invitar deportistas (de alto nivel) del exterior a jugar un torneo nacional de Clubes con algún equipo específico es simplemente un gesto de amistad e integración o es un acción estratégica que pretenda sacar ventaja de la condición deportiva y la experiencia de tales invitados? En este punto pregunto a ciegas porque no conozco si dentro del torneo hay alguna regla específica que prohíba o permita este tipo de invitaciones, y por el contrario, los comentarios generados por la participación de David Bestock, Reid Koss y Jeremy Norden sean el resultado del desconocimiento del reglamento del torneo.

Finalmente el punto central o de mayor interés para mí luego de haber estado como espectador en el Torneo Nacional de Clubes AJUC: ¿Cuál es el ultimate que se quiere practicar en Colombia si su mejor torneo refleja mucho nivel y poco espíritu?

Empecemos con la interesante serie de acciones/actividades que la asociación ha hecho para resaltar y fortalecer el Espíritu de Juego (EDJ): Poner la Calificación de EDJ como segundo ítem de desempate, presentar un examen de reglamento antes del torneo, y por último (novedad en este torneo) hacer un círculo de espíritu para calificar y socializar la puntuación del EDJ.

Creo que las herramientas apuntan exitosamente hacia la formación intelectual, ética y deportiva de los jugadores de ultimate del país. Pero veo también que tales ejercicios no están siendo tan eficaces y que desde una perspectiva educativa tienen algunas falencias. Falencias que se ven reflejadas en calificar pobremente el EDJ del contrincante; esperar que el equipo con el que se tiene directa competencia en la tabla de posiciones haya peleado en su respectivo partido para que tenga una calificación baja de EDJ; presentar el examen como una obligación tonta simplemente para poder participar del torneo; y usar el círculo como un medio para justificar las malas acciones del partido, para hacer reclamos o contestar con peros las apreciaciones de los jugadores contrarios o simplemente no participar del círculo de espíritu argumentando que “no me importa lo que usted diga o piense”. Sospecho que tales herramientas formativas son más que el uso que se les está dando y que tal vez la comunidad ultimatera no está en condiciones aún de interpretarlas y aplicarlas adecuadamente.

Continuemos con lo que enfáticamente quiero presentar: ¿Cómo estamos viendo los equipos nuevos y periféricos, como bien lo argumentó LA TAMAL, el ultimate nacional? Pues bien, yo lo veo así después de estar en el torneo nacional de este año: Como entrenador y jugador de un equipo nuevo y periférico nuestro primer agravante es que tenemos un nivel físico, técnico y táctico inferior, sea por tiempo, por ubicación geográfica, por apoyo estatal, por compromiso deportivo, por estructura organizacional, o por las condiciones que sean. 

El segundo agravante es nuestra condición económica, y más que eso la gestión y consecución de dinero en un contexto que no es muy amable a la hora de colaborar. Y tercero la experiencia y el fogueo. Estos tres aspectos del ultimate que practica mi Club (Zeppelin) hacen de él un equipo débil (sin desestima ni menosprecio) en la escena nacional, aspectos que se entretejen y no permiten crecer fácilmente desde Manizales. 

Antes de que pierda el hilo les expongo lo siguiente: Como líder en mi equipo pongo entre comillas nuestra participación en el Torneo Nacional AJUC; digo entre comillas porque no encuentro un sentido práctico que justifique ir a jugar un torneo de tan alto nivel, donde no sabemos si vamos a recibir una cátedra de ultimate o una paliza deportiva y emocional. Puede que corramos con la suerte de jugar muy buenos partidos en los que aprendamos mucho y esto nos aliente a seguir entrenando y creciendo; pero puede que nos toque el caso contrario, tal vez uno o varios de los casos arriba mencionados, donde nos tomen como un partido de paso, como un rival insignificante y recibamos una majestuosa clase de mala intención y mal espíritu, no solo habremos quedado cortos técnica y físicamente sino que habremos perdido la apuesta por la diversión. 

El punto es que ¿con qué ánimo un equipo nuevo (no solo el mío) participa en una competencia donde el EDJ (regla fundamental) está en entre dicho?

La intención del Club de Ultimate Zeppelin es crecer deportiva y éticamente en la escena nacional del Ultimate y llegar a tener reconocimiento como equipo fuerte, respetuoso, divertido, en suma, un equipo Duro con un Espíritu de Juego admirable. Mi interés primordial es participar de la ola de alta competencia que se ha gestado en el país y que ya empieza a dar frutos, pero definitivamente NO me interesa, bajo ninguna circunstancia participar en ésta con mal EDJ; creo que los equipos Elite y la AJUC deben pensarse más críticamente y ver qué clase de Ultimate están construyendo y heredando "

3 aportes:

Anónimo dijo...

bien lo del espiritu! pero no crea que eso se impone eso nace y estan los equipos reconocidos por nivel, los reconocidos por espiritu y los que se reconocen por las dos! creo que es dificil ver un campeon que tenga las dos virtudes... deberia seruna final disputada por dos iguales... por que si la disputa uno reconodio por su mal espiritu a la F va ganar!

Diego Afanador - OSO dijo...

Tengo varias observaciones al respecto, con dos puntos de vista, como lo son ser uno de los capitanes del oso y ser tesorero de la ajuc. Su reflexión sobre las condiciones del torneo son totalmente válidas, hay muchas cosas por aprender y por mejorar. Creame cuando le digo que la voluntad fue absoluta, queríamos hacer un torneo excelente, pero el "trade off" entre tener unas canchas como ud las comentó y tener sitios de comida, sonido en las canchas, más carpas, etc.. , ante un escenario en el cual había pasado la mayor ola invernal en la historia del país, no fue nada sencillo. Tuvimos el mejor espacio en Bogotá y nos prohibieron un sin fin de cosas que generaron bastantes problemas en transporte, información etc.

En cuanto al tema del espíritu de juego. Primero, la AJUC contrato a Proyecto Juega Colombia para que hiciera un seminario sobre "ultimate, espíritu de juego y comunidad de paz", el cual es liderado por el director de la Comunidad el Oso, Lucho Rodd. El seminario se hizo en unos espacios de tiempo cuando no habían juegos, y les fue informado a cada capitán sobre el espacio, los días y las horas. Si le soy sincero nunca había escuchado lo que Lucho nos expuso, donde mostró la evolución histórica del ultimate desde una perspectiva de las reglas y el espíritu de juego. Le confieso quede sorprendido de todo lo que tuvo que pasar Estados Unidos para llegar a donde esta, para tener el mejor espíritu de juego y el máximo nivel competitivo. Estados Unidos inventor del ultimate tiene ya 5 décadas de historia, y es luego de muchos procesos de evolución de las asociaciones locales y nacionales, de muchos problemas en cuanto a espíritu, así como la practica y el entrenamiento del espíritu de juego dentro de los equipos, que están donde están.

Este tema es muy complejo!!! y da para hablar horas y horas, pero lo único que puedo decir es que me quedo más con las cosas buenas q pasaron que con las cosas malas, ya que estoy seguro que hubo muchas mas rondas de equipos donde si se hablaron de los problemas de falta de espíritu y falta al reglamento en cada partido. Que hubieron más momentos cordiales que de discordia. Que los mismos gringos se llevaron una buena impresión de la evolución del ultimate. Considero en realidad que los problemas son solucionables, y en esas estamos.. estoy seguro que ni mamoots, kie, oso, euforia, por nombrar los que ud dijo, se hacen los ciegos ante los problemas, y vienen trabajando en mecanismos de solución de conflictos dentro de sus equipos, para que podamos mejorar en lo que nos hace falta; pues digamos que nosotros venimos trabajando, entendiendo más de fondo porque se generan los problemas.

Es una evolución constante, pero solo con actitud positiva, respeto por los demás y construcción de una comunidad de paz, es que el ultimate colombianos se va a posicionar en el escenario nacional e internacional. EN ESO ESTAMOS DE ACUERDO!!

HABLAMOS!!

migueLarbusto dijo...

Me gustaría conocer esa presentación sobre EDJ si es posible; allá en el nacional alcance a ver solo una pequeña parte.

Se ha producido un error en este gadget.